Empiecen sin mí – El borde de sí mismo. Museo Moderno